Últimas Noticias

Consulta nuestra visión de las últimas noticias jurídicas, económicas y de actualidad 

 

La Audiencia provincial de Barcelona declara que el Banco Santander «litiga con temeridad»

por | Mar 23, 2022 | Blog

La Audiencia Provincial de Barcelona, en su Sentencia de 3 de diciembre de 2021, ha declarado que Banco Santander litiga con temeridad al ignorar las reclamaciones extrajudiciales formuladas por sus clientes en relación con la nulidad de la cláusula suelo, obligando a los consumidores a acudir a la vía judicial y demorando deliberadamente el procedimiento. Con esta estrategia la entidad bancaria busca demorar el máximo tiempo posible, o directamente evitar, hacer frente a los pagos que está obligada asumir como consecuencia de la nulidad de la cláusula suelo.

Litigar con temeridad consiste en presentar una demanda, u oponerse a una, a sabiendas de que no se tiene la razón, obligando a la parte contraria a incurrir en gastos de abogado y procurador, demorando el procedimiento y sobrecargando el sistema de justicia.

La declaración de temeridad supone la inaplicación del artículo 394.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que establece que la parte condenada al pago de las costas en la primera instancia solo está obligada a pagar una cantidad total que no exceda de la tercera parte de la cuantía del proceso. Pudiendo las costas ser superiores a una tercera parte de la cuantía total del proceso cuando exista declaración de temeridad.

La citada Sentencia, califica de “justificada” la apreciación de temeridad a la hora de imponer las costas a la entidad bancaria, “en la medida en que el consumidor formuló reclamación con más de un año de antelación a la interposición de la demanda y no obtuvo respuesta alguna del banco”.

ANTECEDENTES

El cliente presentó una reclamación extrajudicial ante Banco Santander solicitando la nulidad de la cláusula suelo y la devolución de las cantidades pagadas indebidamente por aplicación de dicha cláusula incluida en el contrato de préstamo hipotecario suscrito en marzo de 2009 y novado en julio del mismo año.

Pese a la extensa jurisprudencia existente sobre la nulidad de la cláusula suelo y la obligación de las entidades bancarias de eliminar dicha cláusula de los contratos de préstamo con garantía hipotecaria suscritos con sus clientes, Banco Santander hizo caso omiso de la reclamación efectuada por el consumidor, obligándole a recurrir a la vía judicial.

Un año después de haber interpuesto la reclamación extrajudicial, la actora interpuso demanda de juicio ordinario contra el Banco, que fue estimada íntegramente por el Juzgado de Primera Instancia nº 50 de Barcelona, declarando la nulidad de la cláusula suelo y condenando a la entidad bancaria a reintegrar a la prestataria las cantidades indebidamente satisfechas como consecuencia de la indebida incorporación de dicha cláusula.

En la sentencia se reconoció que la cláusula suelo era una condición general de la contratación y que no se incorporó al contrato de un modo transparente, dado que no se facilitó al cliente la información necesaria para comprender correctamente dicha cláusula ni las consecuencias de su aplicación. Asimismo, el Juzgado de Primera Instancia impuso las costas del procedimiento a Banco Santander tras considerar que litigó con temeridad.

Banco Santander interpuso recurso de apelación contra dicha Sentencia, alegando que la cláusula suelo fue objeto de negociación individual, por lo que el cliente era plenamente consciente de su existencia y funcionamiento. El recurso también cuestionó la falta de transparencia de la cláusula y la apreciación de temeridad a efectos de imposición de costas.

SENTENCIA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL

Sobre la nulidad de la cláusula suelo, la Audiencia Provincial de Barcelona ha sentenciado que no existe prueba alguna que indique que dicha cláusula fue informada al cliente antes de la firma del contrato.

En la misma línea, la Sala ha evidenciado que tampoco existe acreditación alguna que demuestre que dicha cláusula fue objeto de negociación individual.

En relación a la apreciación de temeridad por parte de Banco Santander, la Audiencia Provincial ha considerado justificada la apreciación de temeridad en la imposición de las costas, ya que “el consumidor formuló reclamación con más de un año de antelación a la interposición de la demanda y no obtuvo respuesta alguna del banco”.

Por consiguiente, tras ratificar la concurrencia de temeridad para justificar la imposición de las costas procesales de primera instancia, el Tribunal desestima el recurso de apelación formulado por la entidad bancaria y la condena en costas en la segunda instancia, en virtud del art. 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Frade Gobeo & Asociados, nuestros 35 años de experiencia hablan por nosotros

En FRADE GOBEO & ASOCIADOS y en JUANOLA ABOGADOS somos expertos en reclamación de cláusulas suelo. Si sospecha que su hipoteca puede contener cláusulas abusivas, no dude en ponerse en contacto con nuestros profesionales.

 

Seguro que te interesa

Servicio integral para empresas

¿Cómo puedo reestructurar una deuda?

Tarjeta Revolving: Qué es y cómo saber si tiene una