Nuestra política de honorarios es directamente proporcional al valor económico que tiene la satisfacción de los deseos de nuestros clientes.

La minuta de honorarios se confecciona en base a tres criterios:

1.- El valor que para el cliente representa la discusión del deseo que quiere tratar. Habitualmente utilizamos los criterios orientadores de Ilustre Colegio de Abogados o el valor y combinación de beneficios que supone la actuación para el cliente.

2.- Que el deseo de nuestro cliente sea satisfecho. Lo que proporciona una prima de éxito.

3.- En ocasiones el valor para el cliente no está directamente relacionado a cuantías económicas, si no con otros aspectos motivacionales. En estos casos los honorarios estarán directamente aparejados al tiempo dedicado por cada uno de los profesionales que intervengan.